Cada vez toma más tiempo conseguir un hogar en Nueva York para quienes viven en refugios

Spread the love

“Eso es una mala noticia para la ciudad”, afirmó Elizabeth Brown, analista supervisora en la Oficina de Presupuesto Independiente de NYC (IBO), al comentar que las estadías en los refugios se están haciendo más largas, lo que genera pérdidas económicas para todos los habitantes.

Cuesta $67 mil dólares al año alojar a una familia sin hogar en un refugio, mucho más de lo que costaría subsidiar su alquiler, según Gothamist.

No sólo hay más neoyorquinos sin hogar hoy en comparación con hace seis años, sino que se quedan en refugios un promedio de tres a cuatro meses más que antesa pesar de los programas lanzados por el alcalde Bill de Blasio para trasladarlos a viviendas permanentes.

“La gente se queda más tiempo porque es más difícil encontrar vivienda”, alertó Giselle Routhier, directora de políticas de la Coalición para las Personas sin Hogar.

En enero de 2013, el último año del tercer mandato del alcalde Michael Bloomberg, los residentes de albergues no estaban recibiendo mucha ayuda de la ciudad para encontrar vivienda; esencialmente dejaban el sistema sólo si ahorraban suficiente dinero para un apartamento o encontraban a alguien que se los llevara.

Cuando asumió el cargo en 2014, el alcalde De Blasio prometió cambios importantes para reducir la población sin hogar de la ciudad y ayudar a los neoyorquinos a encontrar vivienda permanente. Desde entonces, aumentó el presupuesto para servicios para personas sin hogar de $1 mil millones de dólares a más de $2 mil millones, y creó un nuevo subsidio de alquiler que ayuda a las personas a encontrar un apartamento y pagar sólo una parte de la renta (hasta 30% de sus ingresos), mientras la ciudad cubría el resto durante cinco años.

Pero para enero de 2019, los adultos solteros y las familias con o sin niños permanecían en refugios durante más tiempo que bajo Bloomberg.

Los adultos solteros ahora pasan un promedio de 14 meses, cuatro meses más que en 2013, y el más largo en la historia de la ciudad, según los datos proporcionados por la alcaldía.

Las familias sin y con niños pasan un promedio de 19 y 15 meses, respectivamente, tres meses más que en 2013. También cifras históricas.

A la fecha del pasado domingo 17 de marzo, hay 60,210 neoyorquinos viviendo en el sistema de refugios, 21,892 de ellos niños. Según la encuesta más reciente de la ciudad, hay 3,675 personas adicionales que viven en la calle. 

La cantidad de familias en el sistema de refugio generalmente aumenta cuando los niños salen de la escuela, en el verano.

“Es una locura, una locura que la espera sea más larga”, insistió Christine Quinn, ex oradora del Concejo Municipal que compitió por la alcaldía contra De Blasio y actualmente dirige Win, la mayor proveedora de refugios en la ciudad para familias sin hogar. “El subsidio de vivienda que tenemos es en la práctica el equivalente a ningún subsidio en absoluto”.

Quinn ha argumentado que $1,557 dólares (el alquiler mensual máximo elegible para el programa de una familia de cuatro personas) no es suficiente en una ciudad donde la renta promedio fue $2,650 dólares el año pasado, y donde los propietarios se han resistido a aceptar el subsidio.

Isaac McGinn, portavoz del Departamento de Servicios para Personas sin Hogar (DHS), dijo en cambio que los programas de la ciudad sí están funcionando y que han ayudado a más de 104 mil neoyorquinos a abandonar los refugios o evitar el desalojo. Pero admitió que debido a que las rentas están superando a los salarios, es “más difícil para las familias de todo el espectro encontrar vivienda”.

Para los activistas, una de las razones principales por las que los adultos solteros estén pasando 40% más tiempo en el sistema es la falta de viviendas de apoyo, tradicionalmente una de las principales estrategias de salida para este grupo. En viviendas de apoyo, los residentes reciben ayuda para problemas que van desde la salud física y mental hasta el abuso de sustancias y la búsqueda de empleo.

En el pasado, el estado y la ciudad crearon viviendas de apoyo juntas bajo los llamados acuerdos de Nueva York/Nueva York. Ahora, los dos lo están haciendo por separado.

El gobernador Andrew Cuomo y el alcalde  se han comprometido, respectivamente, a construir 20 mil y 15 mil nuevas unidades de viviendas de apoyo en un período de 15 años, pero no se están haciendo lo suficientemente rápido.

El año pasado la ciudad realizó menos colocaciones en viviendas de apoyo que en ningún otro momento en los últimos 14 años.

Una encuesta divulgada ayer alertó que 41% de los habitantes de NYC no puede pagan el costo de vivir aquí, en la ciudad más cara de Estados Unidos.