¿Se acerca la salida de Trump? Congresistas de EE. UU, preparan su destitución

Spread the love

 

El Partido Demócrata de los Estados Unidos se juega su mayor ‘carta’ para destituir al presidente Donald Trump.

Donald Trump estaría a punto de dejar la presidencia de los Estados Unidos. El último jueves, miembros del Partido Demócrata han presentado durante el primer día de pleno en el Congreso norteamericano una serie de acusaciones contra el mandatario con la finalidad iniciar el proceso de su destitución.

El diputado demócrata, Brad Sherman, dijo que volvió a presentar ante la Cámara de Representantes los argumentos para proceder lo que en Estados Unidos se conoce como un ‘impeachment’.

Así lo había hecho Brad Sherman en 2017, cuando la misma Cámara Baja del Congreso estadounidense rechazó su pedido con 364 votos en contra, entre ellos un número considerable de demócratas.

El demócrata mencionó que “la obstrucción de la justicia” es el delito “más claro y comprobable” que ha cometido Donald Trump como presidente de los Estados Unidos. Esto debido a las declaraciones del entonces director del FBI, James Comey, que afirmó que el mandatario lo amenazó para frenar la investigación del exasesor de Seguridad Nacional de ese país, Michael Flynn.

Como Brad Sherman, la diputada Rashida Tlaib dijo a través de un artículo que “Donald Trump es una amenaza grave para los Estados Unidos debido a que a diario ataca a la Constitución, la democracia, el estado de derecho y a la misma gente”.

Sin embargo, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, exhortó a sus colegas a esperar los resultados de la investigación del fiscal Robert Mueller antes de que se tomen algunas otras decisiones políticas que promuevan o perjudiquen esta destitución.

Los demócratas han tomado el control de la Cámara de representantes de los Estados Unidos. A diferencia del Partido de los Republicanos, del cual Donald Trump es miembro, que aún mantienen su mayoría en la Cámara Alta.

Según Allan Lichtman, el profesor que vaticinó la victoria del magnate estadounidense en 2016, este 2019 sería el año donde procedería la destitución del presidente norteamericano. Este afirmó que, si la investigación del fiscal Robert Mueller prospera, solo la Cámara Alta podría salvarlo de un ‘impeachment’. Una decisión muy difícil porque tendrían que asumir un duro costo político en los Estados Unidos.