Detrás de un Clásico: “Like A Prayer”

Spread the love

Madonna siempre se ha distinguido por crear grandes canciones, que casi de inmediato se convertían en un rotundo éxito. Dado es el caso con “Like A Prayer”, que llegó a dar un golpe de autoridad, dado que Madonna no había grabado ninguna canción durante la mayor parte de 1988.

“Like a Prayer” es una canción de la estadounidense Madonna, de su cuarto álbum de estudio con el mismo nombre.

Sire Records la lanzó como el primer sencillo del álbum el 3 de marzo de 1989.

Fue escrita y producida por Madonna y Patrick Leonard, la canción denotaba un acercamiento más artístico y personal a la composición de Madonna.

La canción trata de una joven apasionada enamorada de Dios, que se convierte en la única figura masculina en su vida.

 

 

Grabación:

Mientras Madonna consideraba sus alternativas, los productores Patrick Leonard y Stephen Bray estaban experimentando con pistas instrumentales e ideas musicales.

Ella quería tener algo de gospel como parte de la canción, prácticamente sin instrumentación, solo el sonido de un órgano y su voz.

La grabación tomó más tiempo de lo habitual ya que Madonna y Leonard lucharon “con uñas y dientes” en el estudio.

Madonna tenía su propia opinión sobre cómo deberían tocarse los diferentes instrumentos musicales para lograr el sonido que imaginaba.

Las voces de Madonna van desde las notas de A (La) a F (Fa).

Logros:

En los Estados Unidos, “Like a Prayer” debutó en el N° 38 en el Billboard Hot 100.

Fue el séptimo single N° 1 de Madonna en el Billboard Hot 100 de los Estados Unidos.

Fue N° 1 durante tres semanas, antes de ser reemplazada por Bon Jovi con: “I’ll Be There There for You”.

En Australia, “Like a Prayer” debutó en el ARIA Singles Chart en el N° 3 el 19 de marzo de 1989.

En el Reino Unido, la canción entró en el Reino Unido Singles Chart en el N° 2.