EXCLUSIVA: Alguacil y Patrulla Fronteriza arrestan a indocumentados en inquilinato

Spread the love

Un operativo de la Oficina del Alguacil del Condado de Orange en colaboración con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CPB por sus siglas en inglés) resultó en el arresto de una decena de personas, incluyendo a tres inmigrantes indocumentados.

Los oficiales del Condado de Orange llegaron a la residencia porque tenían una orden de cateo por un caso de narcóticos y durante la investigación se dieron cuenta que había personas ilegalmente dentro del país y nos contactaron para verificar ese detalle “, dijo  Centella, vocero de CBP en Florida.

Los arrestos ocurrieron en Orlando, Florida, el pasado 14 de marzo en horas de la tarde cuando las autoridades llegaron a una residencia ubicada al sureste de la ciudad en la que, según las autoridades, encontraron drogas.

“La casa se veía como una vivienda individual pero al entrar nos dimos cuenta que estaba subdividida en 20 dormitorios y se hizo casi una decena de detenciones”, dijo el vocero Centella quien no especificó que tipo de narcóticos fueron hallados dentro la propiedad. “Todos vivían en la misma dirección y se encontraron drogas”.

Sin embargo, uno de los inquilinos de la residencia y quien pidió no ser identificado por temor a represalias, dijeron que “lo único que encontraron fue marihuana, y a los tres (indocumentados) que se llevaron fue porque no tenían la ‘green card’. Ellos nos pusieron las esposas a todos, nos sentaron en la calle y a cada uno nos preguntaron que si éramos ciudadanos y que mostráramos identificación”.

En un vídeo grabado por uno de los detenidos mientras estaba esposado, se observa el momento en el que los oficiales del Oficina del Alguacil del Condado de Orange sacaban artículos confiscados durante el cateo y se pueden ver los rostros de algunos de los detenidos que estaban sentados en la banqueta. La mayoría de ellos eran hispanos.

dentro de los arrestados se encuentra Marcos Joaquín-Pascual, un ciudadano guatemalteco de 44 años, que actualmente esta en custodia del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas ICE y probablemente enfrente la deportación por segunda vez, pues según otra persona, testigo del operativo y que también pidió que su identidad se mantuviera en el anonimato por temor a represalias, Joaquín-Pascual ya había sido deportado una vez hace varios años.

“Nosotros estábamos muy preocupados porque no sabíamos nada de él (Joaquín-Pascual) y sólo vinimos a saber de él, el sábado cuando llamó a mi esposa y le dijo que por favor le avisara a la familia en Guatemala porque pensaba que lo iban a deportar de nuevo”, dijo el testigo del operativo a MundoHispánico. “Yo vi cuando pasó todo porque vivo cerca pero me fui corriendo a mi casa porque me dio miedo que me llevara inmigración y así como yo, ya hay varios vecinos que también tienen miedo porque ellos ven a alguien que parece hispano y les preguntan por papeles”.

El miedo no sólo se ha apoderado de los residentes del área, sino también de los inquilinos de la vivienda allanada, pues dicen que CBP  ya sabe que allí opera una especie de inquilinato, donde se rentan habitaciones a inmigrantes indocumentados, y que es probable que regresen.

“Si vinieron una vez y encontraron tanta gente viviendo acá, ya saben que también le rentan a ‘inmigrantes ilegales’ y van a venir una segunda vez para seguir buscando”, dijo otro inquilino que aseguró haber sido condenado por un delito y que tiene que registrar su dirección ante las autoridades.

Según tres inquilinos más entrevistados , esta vivienda ubicada al sureste de Orlando pertenece a una ciudadana de Vietnam que “no domina el idioma inglés”, y cobra entre 350 y 400 dólares por la renta de cada habitación, en donde, según los residentes,  “viven en condiciones deplorables”.

“La dueña de la casa esta bien asustada porque la policía se llevó las cámaras de seguridad de la casa y ella no tienen nada que ver, vive de los cuartos que renta”, dijo José, uno de los residentes que nos pidió no revelar su identidad por temor a represalias. “Las personas que arrestaron son muchachos buenos, solo han venido a trabajar y no tienen vicios, van hasta a la iglesia y no son malos. El otro arrestado es dominicano, el hijo vive aquí y nada más había venido a visitarlo y se lo llevaron”.

Además de Joaquín y del hombre de origen dominicano, cuya identidad se desconoce, un hombre de Guatemala es el tercer arrestado por CBP, según indicó José, también testigo del operativo, que añadió que habría sido una ex inquilina la que alertó a las autoridades sobre una posible venta de drogas dentro del inquilinato y que allí residen inmigrantes indocumentados.

“La puertorriqueña que vivía aquí y que tuvimos que desalojar porque no pagaba, amenazaba a esos muchachos con acusarlos con ‘La Migra’ para que se los llevaran”, dijo José. “Ella era la que iba de cuarto en cuarto ofreciéndose por dinero y ofreciendo ‘basura’, drogas”.

Los agentes de inmigración que irrumpieron en la propiedad, enumeraron todas las puertas de las habitaciones, y se llevaron la memoria con imágenes de las cámaras de seguridad de la vivienda.

Esta situación también preocupa a los inquilinos pues aseguran que la zona es insegura y ya se han registrados varios robos dentro del inquilinato.